Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/customer/www/alumnos.tierrasabia.com.ar/public_html/wp-content/plugins/learndash-course-grid/includes/class-utilities.php on line 494

1.2 Historia de la Aromaterapia: desde la antigüedad hasta hoy

Durante siglos el uso de plantas aromáticas fue el remedio más al alcance de la gente para combatir epidemias. Los orígenes de la aromaterapia son remotos ya que varios pueblos antiguos recurrían a los aromas para tratar enfermedades y diversos malestares. Con el descubrimiento del fuego, el hombre cambió no sólo su alimentación sino que también descubrió aromas nuevos, productos de la combustión. Los baños con aceites esenciales y la propagación de sahumerios fueron algunas de las primeras manifestaciones de la aromaterapia.

La Aromaterapia fue usada también su origen en rituales religiosos de Oriente y Occidente. El incienso y la mirra se usaron milenariamente para limpiar las malas energías y hasta aparecen como relato bíblico, ya que de acuerdo a la Biblia, los Reyes Magos llevaron incienso y mirra como ofrenda al niño Jesús recién nacido. Los antiguos egipcios, griegos, las cultura China, Persa, India y Tibetana utilizaron aromas naturales con fines terapéuticos, cosméticos y espirituales.

En tal sentido, los egipcios utilizaban las plantas con fines medicinales y en papiros que datan del 2890 a.C. fueron hallados métodos de aplicación de plantas con fines medicinales. De hecho, las más usadas eran el anís, el cedro, la cebolla, el ajo, el comino, el cilantro, la uva y la sandía. 2

La civilización griega nos dejó como legado el Tratado Relativo a los Olores, donde se detalla la influencia que los aromas naturales tenían en nuestra salud. Su autor fue Teofrasto.

Pero la humanidad tuvo que esperar hasta el siglo 10 para que el primer aceite esencial puro fuera extraído por destilación por corriente de vapor. Lo consiguió un gran médico y filósofo persa: Avicena (980 – 1037). Creó un alambique especialmente para ello. Después de un tiempo en auge la medicina basada en plantas quedó relegada. 

A principios del siglo XX se empezó a hablar del poder antiséptico de los aceites esenciales. De hecho, el término Aromaterapia como tal data de ese siglo. Y se empezó a acuñar para describir la utilización de los Aceites Esenciales de las plantas como tratamiento contra afecciones físicas, mentales y espirituales. Un perfumista francés, Gattefossé, tuvo la iniciativa de investigar y estudiar las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales. Su libro Aromaterapia: los aceites esenciales hormonas vegetales, fue publicado en 1937 en su país. Más tarde, fue un médico francés, el Dr. Valnet, quien se basó en los estudios de su coterráneo y difundió el uso de la Aromaterapia.

Sin embargo y a pesar de su incuestionable eficacia, la Aromaterapia no recibió en aquella época la acogida que se merecía, en parte por la falta de conocimiento científico y por la dura competencia a nivel económico de los productos químicos de síntesis. 

Hoy día gracias a algunos médicos, investigadores y laboratorios farmacéuticos se está dando un nuevo impulso al uso de los aceites esenciales. En Francia y en Bélgica se encuentran en la mayoría de las farmacias y se recomiendan ampliamente para tratar dolencias de diferente índole.

2 Ibíd. pág. 11.